14 abril, 2014

LLEGA MÓRBIDO MAGAZINE

Por Everardo Ferrer       
Fotos: Jess Ferrer



El pasado jueves 11 de abril se presentó el primer número de Mórbido Magazine en el Centro de Cultura Digital, ubicado bajo la Estafa de Luz, mejor conocida como La Suavicrema. La revista representa una plataforma más para el afamado festival internacional de cine, y toda una curiosidad editorial, pues en estos tiempos en que muchas publicaciones son canceladas y se opta por lo digital, Mórbido apuesta por un medio impreso, conscientes de que aún existen muchos amantes del cine fantástico a quienes les gusta tener en físico este tipo de materiales para su conservación.


La presentación corrió a cargo de Pablo Guisa, director del festival; Ricardo Farías, director de contenidos, y Francisco Masse, editor de la publicación. En la mesa se habló de los problemas a los que se enfrentaron para hacer realidad la edición impresa, pero también se tocaron temas más allá de la revista, en los que incluso se habló de otras extensiones de Mórbido en un futuro cercano, como podrían ser más publicaciones literarias, el apoyo para algunas películas (en las que aparecerá el logotipo del evento) y hasta un programa de televisión.


Pasando a lo que es la revista, la portada no causa el impacto que debería, al menos no si la comparamos con las ilustraciones que han adornado los carteles del festival, sobre todo las firmadas por el maestrísimo Rafael Gallur, pero el contenido vale bastante la pena. Influida por revistas como Fangoria, Famous Monsters of Filmland o Rue MorgueMórbido Magazine es una revista especializada en el género fantástico y el terror, lo que la convierte en un producto único en el mercado editorial mexicano.


Este número está dedicado al Tecnoterror, tema central de la próxima edición de Mórbido, Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror, y a éste se dedican los artículos y las secciones que componen este ejemplar. Cabe decir que entre estas se encuentra un espacio bastante considerable dedicado a la reseña y a la recomendación de cómics, a cargo de Agustín Galván.

Es un gusto ver entre los colaboradores de Mórbido Magazine los nombres de amigos de Comikaze , quienes incluso han colaborado con nuestra revista, como son los casos de Luis García Roiz, Carcass, el maestro Roberto Coria y Alfredo Sánchez-Bedolla, El Manchas, quien se encargó de la historieta que cierra la edición. 

Bienvenida, Mórbido Magazine, los seguidores del género fantástico y del terror en México te necesitábamos.


Para mayor información visita www.morbidofest.com.

EL FACTOR MUTANTE/ MIGHTY MAU

Por Everardo Ferrer


MIGTHY MAU/BLACK CARDINAL COMICS
Tras independizarse de La Cifra Editorial, Black Cardinal Comics nos ofrece su primer título, Mighty Mau. Probablemente no sea el más afortunado y no marque un buen inicio para su carrera independiente, pues es un título bastante arriesgado. Pero no nos referimos a la temática, pues es muy respetable y hasta válido el querer presentar a un superhéroe urbano, o mejor dicho, un antihéroe que de alguna forma refleje la idiosincrasia mexicana. No hay ningún problema en la forma de narrarla, de hecho, el argumento está muy bien realizado, pero es la parte gráfica la que no está a la altura de las circunstancias.

El guión está a cargo de Mauricio del Olmo, quien muestra  buen oficio como narrador, mientras que el dibujo se reparte entre Miguel García y Arturo Rubio, pero este presenta tantas variantes (yendo de lo mal hecho a lo más o menos bien realizado) que el producto final es totalmente inconsistente, lo que es una verdadera lástima, pues la idea es muy buena como para ser presentada con dibujos tan poco profesionales. Definitivamente, en Black Cardinal Comics deberían hacer un casting para seleccionar a los artistas que realicen sus obras y, sobre todo, exigirles un mínimo de calidad, evitando que estas lleguen a la impresión antes de que se compruebe que su trabajo es digno de ser publicado. 

Mighty Mau es un trabajo cuyo primer número puede pasar por cómic experimental, pero si se pretende darle continuidad, habrá que poner especial cuidado en la parte artística, que en este ejemplar deja bastante que desear.

Contacto: www.blackcardinalcomics.com

01 abril, 2014

EL PODCAST COMIKAZE # 28: CAPITÁN AMÉRICA Y EL SOLDADO DEL INVIERNO. FREE COMIC BOOK DAY 2014.



El equipo Comikaze se reunió en la tienda de cómics Fantástico, para dar detalle de las notas más importantes de los últimos días e intercambiar sus puntos de vista acerca de la nueva película del Capitán América.  Además se dieron recomendaciones de los cómics que el próximo sábado 3 de mayo podrás conseguir en tu tienda de historietas favorita, con motivo del Free Comic Book Day, instaurado en 2002 como una forma de atraer nuevos lectores.



En este capítulo del podcast participaron los miembros de Comikaze Alberto Calvo (Comicverso.org), Valentín García (La Covacha.net), Raúl Hernández y Pepper Amezcua (Asamblea Comics), Rodrigo Vidal (Cinefagia y Paracinema), así como David Méndez (Viñeta 33) y Jorge Tovalín (La Mole Comic Con, Kamite), con el apoyo técnico y edición de Su Majestad Lyoko (La Covacha.net, Treadstone).





  
Para guardar el audio del podcast de Comikaze haz click derecho sobre el ícono de "Download" y elige "Guardar destino como..."




En la parte musical disfrutamos de Star Spangled Man, canción compuesta por Alan Menkel y David Zippel para el soundtrack de Captain America: The First Avenger (2011), así como el tema Relator,  interpretado por la pechocha Scarlett Johansson y Pete Yorn, para el disco Break Up (2011).


31 marzo, 2014

EL MURO DE LAS LAMENTACIONES


Por Everardo Ferrer 
Foto: Historieta Mexicana

El pasado fin de semana fue inaugurado el mural de Los Héroes de la Historieta Mexicana, que ha causado opiniones encontradas entre admiradores, artistas y gente del medio. Por principio de cuentas, no se sabe en que se basó la elección de los personajes, pues entre los seleccionados hay algunos que no tuvieron gran trascendencia en la industria editorial (cuando esta existía) y otros que ni siquiera son personajes mexicanos.

Si la temática era Héroes de Historieta Mexicana, ¿Por qué hay personajes que no son propiamente héroes, sino sólo protagonistas de sus propios títulos? ¿Por qué no solamente dejarlo en Personajes de la Historieta Mexicana? Es evidente que no se contó con una asesoría pertinente ni con un trabajo de investigación bien realizado. Probablemente la elección estuvo basada en un gusto personal, lo que justificaría la ausencia de muchísimos personajes, así como la inclusión de otros tantos que no entran en la categoría heroica.

Es cierto que es una buena iniciativa, pero hay que aceptar que no llegó a buen puerto. No puede compararse esta obra con un Siqueiros, con un Rivera, lo que parece ser la percepción de mucha gente, cuando hay  trabajos mucho mejor pintados en las bardas de los jardines de niños, en salones de fiestas infantiles o en las fachadas de las atracciones de una feria de barriada. Lo que pretendía ser un mural, quedó sólo en una pinta, de esas que se cuentan por docenas en la ciudad capital.

De ninguna manera se trata de denostar el trabajo realizado y el esfuerzo que se invirtió en la realización de la obra, pero ¿en verdad creen que esa pared pintada merezca ser reconocida como El Mural de los Héroes de la Historieta Mexicana? Si bien se le puso mucho empeño, su calidad artística es bastante pobre. No es posible que un trabajo así se considere siquiera como un atractivo turístico y considerar que la calle en la que se ubica se transforme en  un corredor cultural, que es lo que se ha planteado.

Se puede aplaudir la idea y la intención, pero definitivamente, no la obra final. Si ya se contaba con el espacio, el permiso, la proyección mediática (que desde un inicio le brindó la página de Facebook Historieta Mexicana, de Edmundo Sánchez) y los recursos para hacer el mural, ¿por qué no hacerlo bien desde el principio y recurrir a dibujantes con experiencia (preferentemente rotulistas, que seguramente en el barrio habrá) que respetaran los trazos de los artistas originales de los personajes, para que el espectador no tuviese que adivinar quiénes son? 

Pero el proyecto se puede retomar, ya que la idea es muy buena; planearlo bien y dedicarle el tiempo que un trabajo como este merece (tres días no son suficientes, de ahí parte de los deplorables resultados), para que la obra tenga la calidad y el cuidado adecuados y entonces sí, pueda ser reconocida como un trabajo digno de admirarse y de presumirse, y no sólo ser visto como una curiosidad, una pinta que provoca pena ajena, un muro de lamentaciones al que ni la nostalgia puede aminorar su fealdad.

* El mural se encuentra en Callejón Mariana R. del Toro de Lazarín, esquina con República de Chile, en el Centro Histórico de la ciudad de México.

20 marzo, 2014

LO QUE DEBES LEER: RACHEL RISING

¿Tienes dudas sobre comprar Rachel Rising, nuevo título de Editorial Kamite? En Comikaze sólo podemos decirte que corras a buscarlo, pues se trata de una verdadera obra maestra del horror. Olvídate de que está impreso en blanco y negro (¿acaso eso importó con The Walking Dead?) y no te pierdas de esta maravilla del maestro Terry Moore.  A continuación te dejamos este artículo, publicado hace apenas unos meses en las páginas de Comikaze #21.

Rachel Rising: la belelza entre la vida y la muerte
Por José Antonio Cris Valdés


Un día tranquilo, como suelen ser todos en medio del bosque cercano al poblado de Manson, hasta que un movimiento en la tierra rompe la calma. El suelo se agrieta, se resquebraja, y de pronto una mano se abre paso de entre las piedras. Un pie aparece, después una pierna; luego, toda ella: se trata de Rachel, quien desesperada, busca desenterrarse a sí misma.

Así comienza la historia de Rachel Rising, el más reciente trabajo de Terry Moore (sí, ése que en los años 90 cobró fama gracias a Strangers in Paradise, el cómic que le valió el Premio Eisner*.

Rachel se ha liberado de su entierro, han pasado las primeras ocho páginas y uno ya no puede parar de leer. Y digo mal leer, porque hasta ese momento el silencio ha jugado un papel sepulcral en la historia y el dibujo ha sido más que suficiente. Moore sabe jugar muy bien con las imágenes y contar historias a través de ángulos bien trazados. En silencio, nos atrapa.


Congelados, seguimos espiando: en un ligero vestido negro, Rachel se encuentra a sí misma descalza y sola en medio de la nada. Una soledad aparente, pues su desenterramiento es presenciado por una mujer cuya inquietante serenidad potencia el misterio de lo que ahí sucede. Rachel, desconcertada, no sabe qué le pasó e ignora que es observada por la extraña mujer, pero nosotros no, así que ahora también participamos, tenemos un secreto. El autor atina dando un lugar al lector, y es ahí donde somos enganchados.

De ahí en adelante, acompañaremos a la protagonista en su búsqueda por descubrir qué le sucedió y por qué están ocurriendo cosas tan extrañas en Manson, pues al parecer ella no es la única que experimenta una insólita relación con la muerte. Raros sucesos están enviando a más personas a tumbas improvisadas en el bosque, en las cuales no duran mucho, por cierto.



¿Muertos vivientes? ¿Neta, oootra historia de zombis?

Pues no. A pesar de su aspecto pálido y la sanguínea oscuridad de sus ojos, Rachel es todo menos un muerto viviente. ¿O es que todos los zombis tienen que ser asquerosos remedos de lo humano, que caminan con torpeza mientras un ojo purulento les cuelga por un lado y un brazo retorcido les arrastra por el otro? No para Terry Moore. Rachel es una chica de 28 años, delgada, con piel tersa, labios gruesos y nariz respingada; en pocas palabras, fácilmente nos enamoramos de ella.

Moore sale del cliché del muerto viviente y nos presenta una propuesta interesante: el muerto-vivo. Rachel piensa y actúa como una persona cualquiera, y sin embargo algo en ella la hace diferente, ya que puede caer desde un techo y destrozar un coche con su cuerpo sin experimentar daño (¿cuál podría sufrir un muerto?) o ver y sentir cosas que nadie más puede.

Lo peor del caso (para ella, porque para nosotros es muy agradecible) es que no sabe nada. ¿Qué le pasó? ¿Por qué tiene marcas en el cuello? ¿Por qué no tiene recuerdos? ¿Es un ángel, un fantasma o se encuentra en el limbo? Afortunadamente Moore no pretende darnos esa información, al menos no tan fácilmente. El misterio en las páginas de Rachel Rising hace que uno sienta como si estuviera viendo un capítulo de Twin Peaks.**


A primera vista se trata de un cómic sobre la muerte; sin embargo, al mismo tiempo Rachel Rising es una constante reflexión sobre la vida, a través de un personaje fenecido que, irónicamente, no puede morir. De hecho, cada capítulo de la serie abre con una frase de personajes tan diversos como Platón, Benjamin Franklin, Shakespeare, Séneca o Dalí, en torno a un mismo tema: la vida dentro de la muerte… ¿O es viceversa?

Pero no todo en el pueblo de Manson gira en torno a Rachel, pues Moore presenta un abanico de personalidades que enriquecen y dan realismo a la historia. El autor imparte cátedra en el diseño de personajes, dando vida a seres con características físicas y personalidad tan detalladas que los llenan de autenticidad, como sucede con Jet (la mejor amiga de Rachel), una chica ruda y algo antisocial, que a medida que avanza la historia se volverá una oscura protagonista en un giro inesperado de la trama. Por su parte, la estupenda tía Johnny trata de ser la voz de la razón y la cordura en medio de una situación que carece por completo de sentido (y no es que no esté acostumbrada a hablar con los muertos, dado que trabaja en la morgue de la ciudad). Y qué decir de la dulce Zoe, una niña de 10 años cuya ternura esconde a una asesina serial. Podemos apostar que los personajes que acompañan a Rachel se volverán tan entrañables como los de las series anteriores de Terry Moore.


How to draw… Rachel Rising
La maestría con la que se cuenta la historia no sería la misma sin la calidad del dibujo de Moore. Si bien el trazo de personajes es obviamente similar al que le conocemos (en ocasiones Rachel nos recuerda a la inolvidable Katchoo de Strangers in Paradise), los escenarios y el ambiente creado nos muestran a un Moore en busca de nuevos horizontes, maduro y preocupado por contar bien una historia visualmente. La conjugación plástica-narrativa es formidable.

El buen oficio de Moore se refleja en la forma en que resuelve las imágenes de terror. Que el lector no espere un cómic extremadamente oscuro y sangriento, pues el tono es de contrastes luminosos, un arte figurativo, realista, basado en blancos y negros sencillos pero detallados, con algunos tonos grises. No en vano en los últimos años el autor se ha dedicado a publicar tutoriales sobre cómo dibujar (sus ya populares How to draw… con diferentes temáticas en cada entrega). En fin, se trata de un trabajo portentoso.

La publicación de Rachel Rising corre a cargo de Robyn, la esposa de Moore, a través del sello editorial que ellos mismos fundaron: Abstract Studio. Al momento que esto se escribe, se han publicado dieciséis números, cuya historia puede seguirse a través de los recopilatorios que el sello ha lanzado (cada uno con seis números de la serie). De hecho, Moore ha comentado que la historia está planeada para veinticuatro entregas, que serán compiladas a su vez en cuatro tomos.

Altamente recomendable, Rachel Rising es una historia de misterio acerca de las pasiones de la vida y su inmortalidad.


*Pero ésa es otra historia, que puede revisarse en Comikaze #10

**Twin Peaks fue una serie televisiva de misterio, realizada por David Lynch y Mark Frost y televisada en 1990 por la cadena ABC. Imperdible, by the way.

Nuestro colaborador
Licenciado en Comunicación y maestro en Sociología por la Universidad Iberoamericana, ha sido articulista, fotógrafo y corrector de estilo en Indie Rocks!, Replicante, Ticket Master, Velocidad Crítica (Monterrey) y Comunidad Ibero, así como en la Editorial Hombre y Mundo. También escribe, postea y bloggea sobre música. Síguelo en musicallimbs.blogspot.com.