Arthur Suydam: una entrevista zombie

Por Jorge Tovalín. Publicada originalmente en Comikaze #16 (abril de 2011).

 

Este diciembre se cumplieron cinco años de la etapa moderna de La Mole Comic Con, gracias a la visita de su primer invitado internacional: Arthur Suydam. Por ello retomamos la entrevista que el polémico Zombie King nos concedió en su primera visita a México.  Además de haber creado las muy populares portadas del proyecto Marvel Zombies, Suydam es pintor, escultor, escritor, guitarrista colaborador de bandas clásicas como The Comets y The Platters, creador de soundtracks y descendiente de una familia de artistas destacados.

 

¿Es tu primera vez en México?

Cuando trabajé para Penthouse Comix hace muchos años, yo era el coordinador artístico. La revista tenía un enorme éxito. Bob Guccione, el editor, tenía siete títulos y Penthouse Comix era el más vendido. Una vez, como recompensa, nos trajo a todos a Cancún por cerca de una semana. Yo soy de Nueva York, vivo ahí… la ciudad de México es muy similar, así que me siento muy a gusto aquí.

Eres un artista muy completo: pintas, eres músico y trabajas en la industria del cómic. ¿Cómo encuentras tiempo para hacer todo eso?

Bueno, es una pregunta en dos partes. Tuve dos tíos bisabuelos, Henry y James Suydam, quienes fueron pintores de la llamada Escuela del Río Hudson (movimiento artístico de mediados del siglo XIX, conformado por pintores de paisajes influidos por el romanticismo), la cual fue de las primeras corrientes americanas en ser conocida en Europa. Eran un pequeño grupo de siete u ocho pintores. También tuve otro tío bisabuelo, Edward Suydam, reconocido como uno de los mejores artistas arquitectónicos de Estados Unidos. Algunas de sus pinturas cuelgan en la Casa Blanca.

En cuanto a James Suydam, no lo sabía, pero se parece a mí, pues estaba bien cultivado en literatura, ciencia y además era un músico muy competente. Yo creo que para ser un hombre experimentado, un hombre completo, obviamente debes estar bien educado en las ciencias y en tres o cuatro de las artes.

 

Leí sobre tu carrera musical. ¿Cuántos instrumentos tocas?

¡Toco cuatro! Cuando tenía 14 años, la revista DownBeat, la principal publicación de jazz en Estados Unidos, publicó un artículo en el que me describió como uno de los ejecutantes de guitarra eléctrica más destacados de América. Actualmente toco para mí, sobre todo.

Hace tiempo mi banda ganó un Grammy por nuestra participación en un disco de Bruce Springsteen, además de que he compuesto y tocado varias pistas sonoras para películas. Así que contestando a tu anterior pregunta, puedo hacer dos cosas a la vez, pues creo que si quieres ser un hombre completo y educado tienes que invertir tu tiempo en el mayor número de disciplinas, como yo lo hago diariamente.

 

 

 

 

 

 

¿Cuál fue tu contribución al proyecto Marvel Zombies? Fue un cómic muy popular en México. ¿Cómo fuiste elegido para crear las portadas?

Desde que tenía cuatro o cinco años veía los dibujos de Miguel Ángel y Leonardo Da Vinci, imágenes de esqueletos y músculos esquematizados. Yo quería dibujar así. Pasé muchas décadas trabajando la anatomía y de hecho encontré una academia de artes figurativas en Nueva York, especializada en enseñar las técnicas de los viejos maestros, nada de cosas modernas. Ahí trabajé con óleo, carbón, tinta…esculpí, estudié perspectiva, anatomía y movimiento.

En mis clases de escultura trabajé mucho con cadáveres, al igual de Miguel Ángel y Da Vinci, a excepción de que en sus tiempos era ilegal trabajar con cadáveres, por la cuestión religiosa, así que ellos tenían que desenterrarlos por la noche y llevárselos a otro lugar para que todos los estudiantes de arte pudieran reunirse y estudiarlos en secreto.

Comencé a trabajar con Marvel en los 80, aunque entré a la industria en 1972. De hecho fui el primer artista que incluyó material pintado en los cómics. En esa época hice muchas historias cortas que escribí y pinté. Quería publicarlas en Marvel o DC, pero eso no era posible porque en ese entonces tenían un proceso de impresión de cuatro tintas.

 

Así que trabajé con DC un par de años, donde conocí a un letrista que coincidentemente era jefe de producción de la revista Heavy Metal. Me invitó a trabajar en ella, en donde sí publicaban arte pintado y en la que incluyeron todo mi trabajo. Trabajé con ellos por casi 30 años y bueno, de hecho sigo trabajando con ellos.

En cuanto a Marvel Zombies, ellos habían visto algo de mi trabajo anatómico y de mi arte en un par de series de Aliens que hice para Dark Horse. Entonces hice con ellos una serie de Hellstorm: Son of Satan, ya sabes, con personajes escabrosos.

Cuando surgió esto de Marvel Zombies nadie creyó que fuera a funcionar, pensaron que nadie lo iba a notar, que solamente iba a ser una de esas miniseries que vienen y van. Yo no creí eso, pues el concepto era muy bueno y pensé que podía ser muy exitoso si el guión no era mediocre y el arte no era terrible. Y por supuesto, Robert Kirkman escribió la historia fabulosamente.

Creo que se armó una especie de dream-team en Marvel Zombies, combinándonos a Robert y a mí, así como a Sean Phillips en los interiores. Me gusta la interpretación que Phillips hizo de los zombies, pues cuando pasan cosas desagradables en el cómic, suceden fuera de cuadro, lo que me pareció muy inteligente. Fue un proyecto perfecto para todos nosotros.

 

¿Cuál fue tu grado de involucramiento en las portadas?

Yo escogí la mayor parte. Ellos ya tenían la idea de hacer algunas parodias y homenajes a cómics de los 50, de los primeros de Marvel, principalmente. Conforme la serie avanzó, pregunté a algunos dueños de tiendas y otras personas sobre las portadas que les gustaría ver en Marvel Zombies.

Marvel Zombies fue responsable de generar una oleda de cómics sobre muertos vivientes. ¿Crees que ya se desgastó el género?

Robert Kirkman estaba teniendo cierto éxito con The Walking Dead, pero tampoco era un fenómeno, sólo era un cómic al cual le estaba yendo muy bien, pero tampoco estaba volviendo a la gente loca por los zombies. Como resultado de su éxito con The Walking Dead fue que Marvel estuvo interesada en que él trabajara en Marvel Zombies.

Entonces, cuando Marvel Zombies se convirtió en un hit, en todos lados se estableció esta moda por los zombies: en televisión, juegos de computadora, películas e incluso en las aplicaciones para teléfonos, como Zombies Vs Plants y todo ese tipo de cosas, al igual que en libros como World War Z.

 

Creo que, como con cualquier género, siempre y cuando la escritura sea buena, se puede seguir por siempre. Ahí tienes a Spider-Man: una simple historia corta de siete u ocho páginas sobre un adolescente que es mordido por una araña y entonces empieza a comportarse como una. Eso pudo ser todo, siete u ocho páginas, y no más Spider-Man. Pero aquí estamos sesenta años después, y Spider-Man es más grande que nunca antes.

Lo mismo pasa con los zombies, mientras los productores sean suficientemente sabios para elegir buenos escritores, buenos artistas y no se vayan por lo barato. Por eso es que la gente en todo el mundo está apagando sus televisores, porque los productores televisivos han sido tacaños y quieren hacer todo barato. Y como tenemos programas terribles, mucha gente prefiere conectarse a Internet en vez de prender la televisión. Yo apenas veo televisión, de hecho uno de los únicos dos programas que veo es The Walking Dead, de otro modo probablemente mi tele estaría en el bote de la basura. Probablemente he visto los primeros dos capítulos de The Walking Dead unas cinco veces, y los últimos dos de la primera temporada, unas siete veces. Si algo me parece bueno, puedo verlo una y otra y otra vez. Nunca me canso de eso.

Author: Jorge Tovalin

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, estudia la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad Iberoamericana. Fue productor y conductor del programa de radio semanal sobre cómics La Quinta Dimensión, en la estación cultural 95.7 FM El Politécnico en Radio (2004-2007). Fue articulista de Editorial Vid por cuatro años, en títulos como Batman, Superman, Justice, Wonder Woman, Watchmen y Una muerte en la familia, entre otros. Desde 2008 es coordinador editorial de Comikaze, único medio impreso mexicano dedicado en su totalidad a la difusión del cómic. En los inicios de Editorial Kamite se desempeñó como articulista, antes de ser invitado a ocupar el cargo de Editor en Jefe de Bruguera Comic Books, tarea hasta realizó que el proyecto cerró a fines de 2015. Durante seis años (2012-2018) fue coordinador de prensa y community manager de La Mole Comic Con, fungiendo como content manager la primera mitad de 2018. Actualmente colabora con Caligrama Editores.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *