Némesis 3000: la larga espera de ¡Ka-Boom! Estudio

Por Everardo Ferrer

 

La historia de Némesis se remonta a principio de los años 90 del siglo pasado, cuando el equipo que más tarde se convertiría en ¡Ka-Boom! Estudio presentó la idea de un cómic de luchadores originalmente pensado para ser protagonizado por Mil Máscaras, Canek y el Hijo del Santo. Pero al no llegar a un acuerdo con los gladiadores, se decidió crear un equipo de superhéroes original, naciendo así Xaman Ek, Centinela y Tao, personajes centrales de Némesis 2000, la Alianza, lanzado como suplemento de la revista especializada Colosos de la Lucha libre.

La idea contemplaba que los lectores mandaran personajes de su creación, y que alguno fuese elegido para interactuar con los integrantes de Némesis. Lamentablemente esto no pudo concretarse, ya que el suplemento sólo apareció en cuatro números de la revista. Eso sí, cada ejemplar presentó un póster gigante de calidad impresionante, con el arte de un joven Humberto Ramos, entonces encargado de ilustrar los guiones de Susy Romero.

Némesis 2000 volvió a retomarse a finales de los 90, con un proyecto denominado K´az In Vol, suplemento que contendría trabajo de diferentes creadores, tanto pertenecientes al estudio, como de amigos y aliados. En esta nueva etapa un nuevo dibujante, Mario Guevara, se haría cargo del concepto visual, pero lamentablemente el proyecto tampoco se concretó, regresando al restirador y al tintero.

 

No fue hasta 2005, que el concepto volvió de forma impresa, dentro de las páginas de Blue Demon Jr. El Legado, esta vez contando con el arte de Horacio Sandoval. Con Susy Romero como guionista del título y creadora de Némesis, la idea de presentar a su grupo de superhéroes y buscar que  Demon Jr. se integrara a éste sonaba bastante atractiva. El arte de Hoacho era sorprendente y la presentación de Némesis al lado del heredero de la Leyenda Azul en el cuarto número de Blue Demon Jr. El Legado vislumbraba un gran futuro. El proyecto se detuvo al surgir diferencias entre el estudio y el luchador.

A finales de 2017, Némesis apareció impreso bajo su propio título, primero dentro de una colección de libros para iluminar producidos por ¡Ka-Boom! y posteriormente en el cómic Némesis 3000, La Alianza. Bajo el título de Preludio, el número cero de este cómic nos presentó la continuación de la historia aparecida en Blue Demon Jr. El Legado #4, conservando el arte de Horacio Sandoval en la misma línea, así como el color digital de Tonatiuh Rocha. Este ejemplar fue todo un viaje en el tiempo, más de una década hacia el pasado, con una portada que invita a la adquisición del cómic.

Por su parte, Némesis 3000, La Alianza, bajo el título Origen, Primera parte, sí representa una sorpresa. Para empezar, la portada presenta un trabajo que ya había estado rolando durante años en Internet, lo que debilitó su impacto. El dibujo de interiores de Horacio Sandoval muestra un cambio radical, pues se aleja del estilo toon que lo caracterizaba y apuesta por uno más realista, no sin dificultades notorias. A su vez, el color se siente débil, sin fuerza. Susy Romero, por su parte, parece olvidar a qué público va dirigido su trabajo, diciéndole adiós a la fantasía y yéndose por terrenos bastante escabrosos.

 

La única parte fantástica de este número es la que presenta al chamán, pues el resto de la historia brilla por la ausencia de los héroes, presentes solamente en portada y contraportada, colocando al lector ante una historieta más cercana a la escuela de los Sensacionales, con una truculencia que puede remitirnos a Almas Perversas (por tener un referente), al incluir elementos como drogas, pornografía y crimen organizado, finalizando con una posible violación multitudinaria de la protagonista. Aunque la historia seguramente tiene un hilo conductor que permitirá a los superhéroes de Némesis jugar su papel, este número en particular, a lo largo de sus 26 páginas, no muestra indicios de por dónde puede llegar su esperada intervención.

Fueron muchos años de espera para tan pobre resultado. Esperamos que el segundo número enderece el camino y logre equilibrar la dosis de crudeza y fantasía que debe contener un cómic del género, entregando así un trabajo más convincente que no nos haga sentir que estamos leyendo la nota roja de los diarios capitalinos. Sabemos que en ¡Ka-Boom! Estudio son capaces de lograrlo.

 

Y ahora te toca leer:

+José G. Cruz y los años dorados del Santo

+Hermelinda Linda: una bruja a todo mecate

+Estaba un día el Santos…

+Tinieblas: los cómics del Señor Misterio

+André el Gigante: un paseo cerca del cielo

 

Author: Everardo Ferrer

Everardo Ferrer es promotor y difusor de la cultura del cómic desde 1994, cuando publicó por primera vez El Factor Mutante en las páginas de la revista Códice Rock. Ha colaborado en las publicaciones especializadas más importantes que se han impreso en México: Súper Cómics, Noveno Arte, Comic Zone y Cenizas: Revista Narrativa Gráfica. Es socio fundador de Comikaze y fue el articulista más longevo de Grupo Editorial Vid, papel que repite en Editorial Kamite.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *