Snoopy, a lo grande en el MUJAM

Por Eduardo Arredondo B.

 

Cuando Charles Sparky Schulz creo a Charlie Brown y su pandilla en la cada vez más lejana década de los 50, seguramente nunca imaginó el éxito que tendría hasta nuestros días un pequeño sabueso bicolor, inspirado en su perro beagle, que en un principio se llamaría Sniffy, pero que por azares del destino terminó llamándose Snoopy.

Este simpático personaje se ha robado el corazón de muchas personas alrededor del mundo. ¿Quién no ha reído con sus ocurrencias, que van desde enfrentarse al Barón Rojo, hasta hacerse pasar por un humano en diferentes ocasiones? Pues para Maetzi Hernández Trocino no fue distinto, pues alentada por su abuelo, quien le regaló un teléfono del personaje (el cual considera la joya de su actual colección), se dio a la tarea de reunir todo lo referente a Snoopy, llegando a contar hasta el momento con 2 mil 500 piezas.

 

 

Gracias al apoyo del Museo del Juguete Antiguo México-MUJAM y su creador, el ingeniero Roberto Shimizu, a quien le debemos la labor de convencimiento para que Maetzi Hernández prestara esta colección, a partir del 15 de septiembre podremos encontrar relojes, peluches, juguetes modernos y vintage, libros, cómics, trofeos, ropa, piezas únicas de cristal, accesorios y algunas ediciones especiales. La colección es de lo más variada, pero su verdadero valor radica en las incontables historias que giran en torno a ella, pues a decir de la coleccionista su principal motor para armar esta colección ha sido el amor a este personaje y el apoyo de su familia.

La preventa de boletos para conocer esta genial colección comenzará el sábado 1 de septiembre con un precio especial. El costo de la entrada general será de 75 pesos (estudiantes y adultos con credencial de INAPAM pagarán sólo 50 pesos). El MUJAM se encuentra en Doctor Olvera #15, colonia Doctores, Ciudad de México.  Horarios: lunes a viernes, 9:00 a 18:00 horas; sábados 9:00 a 16:00 horas y domingos 10:00 a 16:00 horas.

Y si tienes tiempo de sobra, aprovecha y da un recorrido por todo el museo, que alberga verdaderas joyas de la nostalgia.

 

Posts relacionados

+Charlie Brown: el lado divertido del fracaso

Author: Eduardo Arredondo

De carácter complejo, pero bueno en el fondo, es lector de “cuentitos” desde antes de aprender a leer, un eterno enamorado del noveno arte en todas sus formas, así como un incansable promotor del mismo. Ha dado charlas sobre juguetes, coleccionables y cómics en escuelas, convenciones y alguno que otro evento. Confía más en los perros que en las personas.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *