The Umbrella Academy: De violines y monos espaciales

 

Por Agustín Amezcua A.K.A Pepper. Publicado originalmente en Comikaze #11 (febrero de 2011).

 

Todo comenzó a las 9:38, cuando el luchador llamado Tusslin’ Tom Gurney noqueaba a un calamar espacial proveniente de Rigel X-9, con un codazo atómico volador. En ese preciso instante nacieron 43 niños, la mayoría de mujeres solteras que no presentaban signo alguno de embarazo y que se encontraban en cualquier sitio, menos un hospital.

The Umbrella Academy nos relata el reencuentro de una familia disfuncional de héroes tras la muerte de su padre, Sir Reginald Hargreeves, alias The Monocle, un alienígena disfrazado de científico que se dedicó a buscar a los siete niños sobrevivientes del parto múltiple. ¿La razón? Como él mismo lo aclara en el primer número: “¿Para qué más podría ser? Para salvar al mundo”.

 

Pero ¿de qué amenaza se busca salvar a la Tierra? Eso es algo que iremos descubriendo a lo largo de los seis números que componen Apocalypse Suite, primera miniserie de The Umbrella Academy, escrita por Gerard Way (nombre que puede sonarles familiar, ya que se trata del exvocalista de la banda oriunda de New Jersey, My Chemical Romance),  dibujada por el brasileño Gabriel Bá (Casanova, Daytripper) y editada por el sello Dark Horse en 2007.

 

Ciertamente la historia puede remitirnos a los X-Men, grupo de héroes marginados por una sociedad que los odia y a la cual juraron proteger, pero entonces estaríamos alejándonos mucho de la historia que propone The Umbrella Academy.

Con una trama intensa y un estilo por demás frenético, The Umbrella Academy presenta la eterna lucha del bien contra el mal, con la diferencia de que la Academia no tiene que enfrentarse a supervillanos o monstruos (al menos no como prioridad) ya que sus miembros primero deben decidir de qué lado están y qué quieren de la vida.

Sí, también podríamos pensar que este intento por humanizar a este tipo de personajes con superpoderes ya ha sido visto antes, desde los mismos X-Men hasta, en últimas fechas, Superman, pero al menos desde el punto de vista de quien esto escribe nunca se había logrado este enfoque de la familia disfuncional.

Prueba de esto es un simple diálogo entre un villano y uno de los héroes:

 

 

The Murder Magician: Les romperá el corazón ver como mato a toda su familia.

The Kraken: No realmente, somos adoptados.

 

 

En cuanto a la estética del cómic, en ocasiones puede recordarnos al arte de Mike Mignola, lo cual es lógico ya que Gabriel Bá ha dibujado tanto a Hellboy como al B.P.R.D., personajes creados por el primero.

Así, el trabajo del carioca crea una armonía perfecta con los guiones de Way, haciendo que los lectores partan en un viaje por demás interesante, lleno de referencias a la ciencia ficción de los años 50, eventos históricos reales, zombies, y retrofuturismo.

Otro aspecto notable de The Umbrella Academy es el uso de artículos de revistas y páginas de enciclopedias ficticias al final de cada número (al igual que sucediera en Watchmen), lo que es un complemento genial para la lectura, pues ayuda al espectador a comprender mejor a todos los personajes.

 

 

 

Un dato curioso es que Apocalypse Suite no estaba planeada para ser la primera miniserie del título; de hecho se tenía pensado que fuera la tercera, de forma que el lector creciera junto con los niños protagonistas.

Si bien en el primer número vimos una de sus aventuras como infantes, al retomar la historia con los personajes como adultos nos quedamos con demasiadas preguntas sin resolver. Algunas fueron despejadas en el transcurso de la miniserie y otras quedaron abiertas, dejándonos a la espera de más historias.

Afortunadamente no fue necesario esperar demasiado para esto, pues a finales de 2008 apareció The Umbrella Academy: Dallas . Finalmente, diez años después de su publicación del segundo volumen, se espera que el tercero, Hotel Oblivion, anunciado originalmente para 2009, aparezca en algún momento de 2018.

Así que ya saben, si les gustan los superhéroes pero ya están cansados de crisis multiversales, cambios de identidad y tramas por demás enredadas, The Umbrella Academy, con ese toque fresco y dinámico que nos recuerda la primera vez que tuvimos un cómic en nuestras manos, es la opción a elegir.

 

 

Otros posts del mismo autor:

+Releyendo al Pato Donald: los cómics de Carl Barks

+Evan Dorkin: el humor es más poderoso que la espada

+México verde: las Tortugas Ninja en México

+Las Tortugas Ninja que no desearías tener

 

Author: Agustin "Pepper" Amezcua

Oriundo de las lagunas de Tlalnepantla, desarrollado en tiendas de cómics del centro del país, colecciona y ama todo aquello que ronde en la oscuridad, escuche y se arrulle con la bella música que hacen las criaturas de la noche. Su primer encuentro con el cómic se desarrolló en la central camionera del norte, antes de unas vacaciones en familia, y a partir de ahí no ha podido parar. Se le puede ver rondando por diferentes partes de la ciudad aunque todos sus avistamientos registrados en cámara son borrosos, culpa de un mal conocido cómo Areacincuentaynismo.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *