Toshio Maeda: Tras el Amo del Tentáculo

Por Jorge Cervantes A.K.A. Gorka Olachea

 

Cuando se platica sobre manga o anime con amigos poco entendidos del tema, es común que de inmediato piensen en pornografía, por lo que nosotros les explicamos que no todo el manga es erótico sino solo el hentai, y entonces, comúnmente, los amigos piensan que todo el hentai son colegialas y tentáculos.

Aunque nos parezca extraño, este pensamiento pudo haber surgido a principios de los años 90 del siglo pasado, cuando se hizo legendaria entre los adolescentes la existencia de una película hentai donde jóvenes estudiantes eran atacadas por monstruos multitentaculares interdimensionales. Lo que muchos no saben es que esta película dista mucho de ser solo una leyenda pues es la adaptación animada de un manga llamado Urotsukidōji cuyo autor es Toshio Maeda.

Nacido el 8 de septiembre de 1953 en la prefectura de Ósaka, bajo el nombre de Toshio Kawasaki, comenzó a familiarizarse con el manga desde antes de ingresar a la escuela primaria, pues su hermano mayor era mangaka. Así, desde muy pequeño alquilaba libros, mangas y comics en las tiendas kashibon, conociendo la obra de Osamu Tezuka y varios títulos estadounidenses, entre los que se hicieron de sus favoritos Batman, Mighty Mouse y, algunos años más tarde, Spiderman y  The Avengers.

En su niñez surgió en Japón el gekiga, movimiento en que los autores de manga escribían historias con temáticas dirigidas al público adulto. El joven Toshio tuvo acceso a estos materiales y, fascinado por ellos, decidió que quería ser un autor de este tipo de obras. A los 16 años, en 1969, fue aceptado como asistente del mangaka Kenji Minami para la revista Shonen Jump. Con el afán de profesionalizarse dejó la escuela y se trasladó a Tokio para prepararse con el propio Minami en su estudio, Namwa Productions. Trascurridos tres años, Maeda se independizó y a sus 20 debutó en la revista Comic Magazine con el título Kakubō guren-tai.

Aunque inició realizando manga para niños, Toshio pensaba que su carrera profesional se vería limitada si se quedaba trabajando para ese público, por lo que pronto comenzó a dibujar historias de otros géneros como la acción, el manga para adultos y el erótico. Al trabajar en este último necesitó evadir las duras leyes de censura japonesas que prohíben mostrar genitales. Así, a los 22 años tuvo la idea incluir en sus historias tentáculos en vez de genitales masculinos, pero en aquel momento esa decisión no tuvo gran relevancia.

Con más de 10 años de carrera, Maeda estaba cansado de las temáticas repetitivas del manga erótico y en 1986 propuso una oscura historia con elementos de terror y sci-fi, con altos contenidos de violencia, que llevaría por título Chōjin Densetsu Urotsukidōji y, aunque su propuesta vanguardista intrigaba a los editores, fue del gusto de lectores y mangakas.

Urotsukidōji cuenta que el universo esta compuesto por tres dimensiones: makai, la de los demonios; jyujikai, la de los hombres bestia, y ningenkai, la de los seres humanos; y cómo está muy próxima a cumplirse la profética aparición del poderoso Chōjin que unificará los universos y los hará llegar a una larga época de paz. Para encontrar al reencarnado Chōjin y resguardar su llegada a la dimensión de los humanos, se asigna a los hermanos Jyaku y Megumi Amano de la dimensión de los hombre bestia, ellos, tras algunos combates con demonios makai, se dan cuenta que la criatura mítica habita dentro del pervertido joven Tatsuo Nagumo. A partir de ahí los hermanos deben protegerlo para que la profecía de prosperidad se cumpla, sin embargo el resultado será algo muy diferente de los que ellos esperaban.

Esta historia marcó un hito en el hentai porque gran parte de las escenas pornográficas son protagonizadas por monstruos tentaculares que desvisten y atacan jovencitas, sin embargo, aunque estos son parte del atractivo del título, la historia es compleja, interesante y entretenida.

Tras el éxito, la obra tuvo una versión animada en 1987 realizada por la productora Phoenix Entertainment que fue dirigida por Hideki Takayama. Durante la realización, Maeda asistió como asesor a un par de reuniones y al ver que iba todo por buen camino, dejó todo en manos del director. Este anime le dio reconocimiento internacional a Toshio Maeda, pues fue distribuido en una época en que otras cintas animadas llegaron a los videoclubs de Europa y Estados Unidos.

En 1989 creó uno más de sus grandes éxitos, LaBlue Girl, donde se cuenta la historia de la futura líder del clan ninja Miroku, la joven Mido Miko, y cómo utiliza las técnicas del antiguo arte del ninjutsu sexual contra los shikima, una raza de demonios sedientos de complacer sus instintos sexuales más oscuros. Este título es una parodia ligera del género. De esta obra, además del manga, se hicieron 4 miniseries en animación, 3 películas de acción viva y 2 videojuegos.

Algunas otras de las obras del autor son Jigoku no Kiss (1983), Adventure Kid (1988), Yôjû Kyôshitsu Gakuen (1989), Kikô Jinruiten BODY (1991), Shin Urotsukidōji (1993)6, Korogari (1996), Kaikan Theraphist (1998) y Kaikaku Shigotonin (1999), entre muchas otras como Ashita-e Kick Off (1977) y Akuryô Shima (1981), que sólo dibujó.

Con una larga carrera en el manga, Maeda disfrutaba de los placeres de la fama hasta que en el año 2001 sufrió un accidente en motocicleta que le hizo perder la sensibilidad de la mano derecha, imposibilitándolo para continuar dibujando profesionalmente, por lo que en la actualidad únicamente diseña personajes, escribe guiones para otros artistas y dirige una escuela de dibujo manga y cultura japonesas para extranjeros en Akihabara.

La obra de Toshio Maeda ha llevado a declarar a algunos estudiosos que él es el autor más influyente del manga hentai y se ha dicho que Urotsukidōji es el anime más relevante para la internacionalización de la cultura pop japonesa, justo después de Akira de Katsuhiro Otomo.

Datos Comikaze

+Maeda considera que para hacer una historia interesante hay que abordar todo tipo de literatura. Dice que él a los 20 años ya había leído más de 10,000 libros diferentes.

+El mangaka dice que ya le pidió a su familia que en su epitafio pongan la frase en inglés ‘Aquí descansa el Tentacle Master’ y desea que la tumba esté rodeada por tentáculos.

Posts relacionados

+Precursor del hentai visitará México

Author: Jorge “Gorka Olachea” Cervantes

Fundador y coordinador del extinto club de cómics GRAPHOfilos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, y del encuentro cultural universitario Arte9. Portadista, dibujante, diseñador y editor recurrente en la historieta independiente El Monito, fue colaborador en diversas secciones de la revista MAD México. Aficionado al cómic europeo, se desempeña profesionalmente como ilustrador, diseñador gráfico y coordinador de eventos.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *