Boogie el aceitoso: lo negro del Negro

Por Everardo Ferrer. Publicado originalmente en Comikaze #8 (2010).

Referente del historietismo latinoamericano, Boogie el aceitoso es creación del artista y humorista argentino Roberto Fontanarrosa (1994-2007), conocido en el medio con el mote de El Negro, algo muy  acorde con el tipo de humor que manejaba en sus trabajos. Boogie es un personaje de verdadero arraigo para el público mexicano, ya que en nuestro país dio el salto para ser conocido en toda América Latina.

Sus primeras apariciones en México las hizo en las páginas de Revista de Revistas, a mediados de los 70, cuando ésta era dirigida por el escritor Vicente Leñero. En 1976, tras el golpe echeverrista al periódico Excélsior, para el cual se editaba dicha publicación, Julio Scherer fundó la revista Proceso, el semanario político de mayor importancia en el país.

En 1977, a partir de su número 33, Boogie se convirtió en un personaje indispensable para el título, en donde literalmente se adueñó de la última página hasta pasados los mil números de la publicación, cuando Fontanarrosa dejó de realizar la tira, en 1996.

Boogie El Aceitoso narra de manera paródica la vida de un ex militar convertido en mercenario, tras regresar de la guerra perdida en Vietnam, con todo el resentimiento y los traumas que identifican a esa generación. Boogie es el retrato de la mella que causó ese suceso en sus participantes. Aunque su nombre está claramente inspirado en el de Harry el Sucio, personaje cinematográfico que encumbró a Clint Eastwood, éste es un asesino a sueldo que hace de la violencia su modo de vida, con un concepto retorcido de la moral, quien se rige por la ley del mejor postor. Sin embargo, Fontanarrosa nos ofrece a un personaje con una hijueputéz encantadora, al que el propio autor describió así:

Es un mercenario sin ideas políticas, un violento, un matón, un defensor del sistema de vida norteamericano, racista, mujeriego y machista, anti-héroe, anticomunista. Es un profesional eficiente, ese es su valor moral, se mueve de acuerdo con el dinero.

Las escenas de violencia en Boogie el Aceitoso son el sabor de la serie, pues lo mismo golpea mujeres que mata minorías, ya sea por mandato o por gusto. La ironía con que Fontanarrosa manejó el concepto rayaba en la genialidad, pues presentó lo que en términos psicoanalíticos se conoce como la honestidad del perverso. Pero Boogie también presenta algunos chispazos de sentimientos (aunque, para mucha gente puedan parecer aberraciones), motivaciones que hacen que él mismo se considere un tonto sentimental.

Como otro acierto innovador en el medio historietístico, el personaje maduró de forma gradual; no solamente su fisonomía cambió a lo largo de la serie, en donde empezó como un personaje esbelto, para terminar como uno más robusto, sino que de ser el protagonista directo de sus propias aventuras, al final era ya prácticamente el narrador de las historias de otros, y eso es algo pocas veces visto en la historieta.

En 1981, Proceso y la argentina Ediciones de la Flor, publicaron el libro Boogie en Proceso, cuyo bonus estaba representado por una entrevista realizada al autor a manos de Armando Ponce.  Para 1997 se reeditó ahora con un prólogo de Carlos Monsiváis, titulado La sátira de la violencia, así como una versión corregida y aumentada de la entrevista, en donde se manejaron las posibilidades tanto del regreso como de la muerte de Boogie, a lo que el artista rosarino apuntó:

En principio, yo creo que este sería un final lógico para un personaje tan violento como Boogie, aunque la experiencia de las tiras cómicas indica que uno no debe de matar a un personaje, pues no se sabe que va a pasar el día de mañana.

En realidad nunca me planteé eso de la muerte, y si me lo hubiera planteado sería una muerte de verdad, no como la de Superman.

No sé… Boogie está suspendido, pero claro, su final lógico sería una muerte violenta.

Lamentablemente, el autor no tuvo oportunidad ni de revivirlo ni de asesinarlo, pues en 1996, Fontanarrosa consideró que el ciclo de Boogie se había cumplido y no volvió a trabajar con él. De hecho, en los últimos años del personaje, las tiras fueron realizadas especialmente para el semanario político mexicano.

Otros sellos que han presentado a Boogie el Aceitoso en México son Editorial Nueva Imagen y Promociones Editoriales Mexicanas (Promexa), mientras que actualmente Todo Boogie el Aceitoso se consigue publicado por Ediciones de la Flor.

Boogie al estilo de Bachan. Homenaje realizado para la contraportada de Comikaze #8 (abril de 2010).

Más de tres lustros después de su retiro, Boogie volvió a las andadas, pero ahora en una película animada producida en conjunto por Illusion Studios (Argentina) y la revista Proceso. Fiel al espíritu de Fontanarrosa, esta producción animada conservó la violencia, que en 2D y 3D se tornó más explícita.

A pesar de contar con un buen doblaje argentino, y probablemente con el afán de sentir un poco más nuestra la película, para su exhibición en México se recurrió a las voces de actores reconocidos que se identifican con los roles: Jesús Ochoa, el tira ojeis por excelencia del cine nacional, dio vida a Boogie, mientras que una verdadera femme fatale, Susana Zabaleta, interpretó a Marcia, compañera del personaje en esta cinta.

Dato Comikaze

+Boogie apareció por primera vez en 1972, en la revista argentina Hortensia.

+ Vinny el Perro de la Balbuena, personaje policiaco del mexicano Bachan, ha sido comparado con el europeo Blacksad. Lo cierto es que el can está influido por Boogie, debido a que su autor es gran admirador de Fontanarrosa.

 

 

Posts relacionados

+ Blacksad: Yo caminaré por el lado más sombrío

Author: Jorge Tovalin

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, estudió la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad en la IBERO. Fue productor y conductor del programa de radio semanal sobre cómics La Quinta Dimensión, en la estación cultural 95.7 FM El Politécnico en Radio (2004-2007). Articulista de Editorial Vid por cuatro años, en títulos como Batman, Superman, Justice, Wonder Woman, Watchmen y Una muerte en la familia, entre otros, desde 2008 es coordinador editorial y coeditor de Comikaze, único medio impreso mexicano dedicado en su totalidad a la difusión del cómic. En los inicios de Editorial Kamite se desempeñó como articulista, antes de ser invitado a ocupar el cargo de Editor en Jefe de Bruguera Comic Books. También ha trabajado con Caligrama Editores y Corteza Editorial, sellos especializados en cómic. Desde 2012 ha colaborado con La Mole Convention, ya sea como coordinador de prensa, content manager o community manager, y desde 2019 forma parte del equipo de apoyo del popular youtuber especializado en juguetes Madhunter.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *