Spider-Man: Blue Una Carta de Amor a Gwen Stacy

Por Miguel Cueto

 

Uno de los momentos más dramáticos en la historia de nuestro amigable arácnido de vecindario fue sin duda la muerte de Gwen Stacy, un evento sin precedentes, ocurrido en The Amazing Spider-Man #121 (1973), que conmocionó a los fans de la época, en la que es considerada como una de las mejores historias del personaje, y la vida del arácnido jamás volvió a ser la misma.

 

 

Corría el año 2002, cuando la excelente y prolífica dupla conformada por los talentosos Jeph Loeb y Tim Sale nos presentaron la melancólica miniserie de seis números Spider-Man: Blue. El talento de estos dos grandes del cómic estaba más que probado tras habernos ofrecido historias tan exitosas como Batman: The Long Halloween (1996), considerada entre las mejores historias del Hombre Murciélago, y Superman For All Seasons (1998), por lo que su serie de Spider-Man generó grandes expectativas entre los fans, y éstas fueron ampliamente superadas.

La historia se sitúa en un día de San Valentín, años después del trágico evento que culminó con la muerte de Gwen. Peter está casado con Mary Jane, pero eso no impide que aún sienta tristeza por lo ocurrido con su antigua novia. A lo largo de la serie y a través de la narración de nuestro héroe, quien graba un audiocassette que nos transmite toda la melancolía que siente al recordarla, Loeb nos invita a revivir la historia de Peter enamorándose de Gwen.

 

Uno de los grandes aciertos es el desarrollo de personajes, pues Loeb tuvo cuidado de plasmar las personalidades de Mary Jane Watson, Flash Thompson, Harry Osborn, la Tía May y la propia Gwen Stacy, al grado de hacer sentir al lector parte del peculiar grupo de amigos. También nos recuerda momentos como Peter mudándose al departamento de Harry, o las ocasiones en que nuestro héroe era incapaz de cumplir con citas y compromisos por andar combatiendo al crimen.

 

Spider-Man: Blue atrapa desde las primeras páginas,, y a pesar de que podemos gozar con buena acción en los enfrentamientos y peleas del trepamuros contra villanos de la talla de Rhino y Lizard, en la historia predomina en realidad el tono nostálgico y melancólico, que y logra imprimir en el lector una empatía total con Peter Parker.

Loeb no solo retrata a la perfección la época en la que se sitúa la historia, sino que el hermoso arte de Tim Sale nos transporta a esa cada vez más lejana etapa en la vida del arácnido, con su diseño clásico de los personajes y un matiz de colores capaz de transmitir las emociones que componen el relato.

 

En conclusión, Spider-Man: Blue, es una carta de amor, no sólo a Gwen Stacy, sino a la mitología clásica del arácnido, por lo que suelo releerla ocasionalmente, y recomendarla a nuevos lectores. Imperdible. Cierro este texto con una de las frases más memorables y recordadas de esta obra:

“Se trata de recordar a alguien que era tan importante para mí que iba a pasar el resto de mi vida con ella. No sabía que eso significaba que ella sólo llegaría a pasar el resto de su vida conmigo”.

Author: Miguel Cueto

Emprendedor e ingeniero industrial de profesión, pero fanático de la cultura popular y coleccionista de toda la vida. Es amante de tocar el piano y de la fotografía, y aunque cuenta con una carrera en la industria de la manufactura, su verdadera pasión siempre ha sido el arte en todas sus formas, incluido, por supuesto, el llamado noveno arte. Tras iniciar escribiendo reseñas de cine, conciertos y cómics como colaborador independiente para Iotm Radio, con la experiencia obtenida fundó en 2018 su propio proyecto de YouTube y Facebook: Mundo Geek, el cual dirige con el objetivo de fomentar la lectura del cómic y la cultura geek en México y el mundo.

Share This Post On

1 Comment

  1. “Los sueños provienen de mentes grandes y de corazones que no se rinden.”

    Frases como esta se me vienen a la cabeza de personas como tu, que a pesar de los años jamás haz dejado de lado tu pasión a estos mundos que no muchos atraviesan.
    Los años pasarán y tu legado quedará marcado no solo en tu familia sino en la mente de tantos que haremos que tus logros sean proyectados.
    Hoy nos enseñas esta cultura y cada uno de nosotros hará que un lector más se una y sepa que los superhéroes no son los personajes de las historietas sino los que se atreven a seguir sus sueños.

    Como siempre Miguel es un gusto leer tus aportaciones.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *