Zovek: El superhombre del misterio

Por Cecilio A. Jacobo González. Publicado originalmente en Comikaze #37 (junio de 2019)

 

Polémica e incomprendida pero aun así multipremiada, la más reciente película de Alfonso Cuarón, Roma, revivió el interés por un personaje casi olvidado, cuyo nombre aún evoca al misticismo propio de los personajes inmortales: El Profesor Zovek.

En la cinta, una breve escena muestra cómo Zovek entrena a jóvenes deportistas en el arte del autocontrol mental y el equilibrio. Luego, la protagonista de Roma demuestra, en una sencilla postura, que posee una fortaleza mental tremenda, que la lleva a sobreponerse a las varias adversidades plasmadas en la película. Sin embargo… ¿quién es el Profesor Zovek?

Detrás del personaje

Zovek fue un escapista, mentalista y artista marcial también conocido como El Harry Houdini de México. Su nombre real fue Francisco Javier Chapa del Bosque, nacido en Torreón, Coahuila, el 13 de abril de 1940, y fallecido en Cuautitlán, Estado de México, en 1972.

Durante su niñez padeció de poliomielitis, infección viral que ataca a la médula espinal y provoca atrofia muscular y parálisis. El padecimiento le provocó importantes dificultades para el desarrollo normal de su cuerpo, pero no minó su fuerza de voluntad. Ayudado por su tío, que era médico, realizaba ejercicios de rehabilitación, a escondidas de su familia, y tras mucho empeño, esfuerzo y constancia, volvió a caminar.

 

Poco después, continuó su desarrollo físico y mental gracias a la lucha libre y a las artes marciales, también por recomendación de su tío. Ambos deportes hicieron del joven Francisco un atleta muy completo, que pronto logró hazañas increíbles. Una de las primeras demostraciones de su fuerza ocurrió cuando sólo tenía 18 años, al jalar con los dientes dos automóviles y dos camiones. En ese entonces aseguraba que podía levantar una tarima con ocho personas arriba.

En 1968, adoptó el nombre artístico de Profesor Zovek, inspirado aparentemente en dos referencias: Sobec, personaje del Antiguo Testamento, y soobech, palabra que en sánscrito significa el que se concentra.

Una de sus técnicas más famosas, el Vuelo sin escalas, pretendía acercar a los humanos a la perfección física mediante un sistema de acondicionamiento físico que combinaba ejercicios de yoga, respiración controlada y artes marciales. Fue utilizada con niños, miembros del Ejército, alumnos del Instituto Nacional de la Juventud Mexicana y de escuelas de primaria, con excelentes resultados.

 

El salto al entretenimiento

A partir de 1969, Zovek ganó fama y popularidad en el mundo del espectáculo tras sus apariciones en el programa Domingos Espectaculares, del canal 8 de Televisión Independiente de México (TIM). Esta televisora era la competencia de Telesistema Mexicano, pero al fusionarse en 1973 se convirtió en parte de Televisión Vía Satélite (Televisa).

En este programa, Profesor Zovek realizaba pruebas de resistencia, fuerza y escapismo, como detener con los dientes diez motocicletas en marcha, cargar un Safari Volkswagen lleno de personas, o soportar el peso de una Combi con el abdomen. En alguna ocasión logró hacer 8 mil 350 abdominales en cuatro horas y 55 minutos, aunque uno de sus momentos más espectaculares fue cuando escapó de una caja de madera a la que rociaron con gasolina y prendieron fuego. Al final de sus actos, lanzaba la reflexión Todo ser humano posee un gran potencial que debe ser desarrollado a través del acondicionamiento físico y mediante una evolución mental y espiritual.

 

El personaje de historietas

La fama lograda en televisión hizo que saltara a las historietas. Editorial RUDISA, un pequeño sello independiente ubicado en la Ciudad de México, fue responsable de publicar en 1970 la serie Zovek: El superhombre del misterio, cuyo primer número se publicó en febrero de 1970, bajo la dirección de Sergio Bolaños, en formato de comic-book de 32 páginas, interiores en elegante sepia y portadas a todo color, por la módica cantidad de un peso.

Esta publicación situó a Zovek en una isla del Pacífico, cuya selvática aldea está envuelta en una ola de violencia causada por Kraton, un guerrero indómito y temerario, poderoso general endurecido por la guerra y obedecido ciegamente por sus tropas. De rasgos deformados, Kraton posee ojos alargados, boca ancha con colmillos afilados, y orejas puntiagudas, un auténtico monstruo que asemeja a los enemigos creados por Joe Simon y Jack Kirby para el Captain America de los años 40.

Kraton busca los recursos naturales de la isla para su beneficio, por lo que ha arrasado aldeas enteras, quemado chozas y sacrificado brutalmente a las familias habitantes. Además de su ejército personal, al lado de Kraton está el Doctor Glauco, eminente científico cuya inteligencia suprema lo hace prácticamente invencible, y que funge como asesor y ayudante en los planes de conquista de Kraton.

 

El general sabe que, para lograr la victoria total sobre los pobladores de la isla, debe someter a su gobernante, el Jefe Paguro, presentado como un benevolente y sabio líder, que desea proteger a sus habitantes de la temible amenaza de Kraton, pero que no cuenta con los recursos necesarios para defenderlos, pues históricamente han sido un pueblo pacífico. Su principal preocupación son sus descendientes, Tamara y Akari, sucesor del trono, pues sin ellos la corona caerá y su pueblo desaparecerá.

El personaje de Zovek es una leyenda entre los pobladores de esta isla, un fantasma que aparece para ayudarles cuando es necesario, y que ha sido elevado a estatus de héroe mítico por sus hazañas de fortaleza física. La figura de Zovek fue presentada aquí con turbante blanco y un símbolo rojo en su frente, evocando a Kaliman; capa larga y camiseta negra, que presenta como símbolo una zeta estilizada y una calavera con huesos cruzados. Porta además pantalón claro y botas, es experto jinete ecuestre y lleva un látigo en la cintura, pero su principal arma es su poder mental, capaz de sacar de trance a los soldados de Kraton y hacerlos abandonar su causa.

 

Los números de esta historieta poseen varios detalles únicos: cada ejemplar contenía una página con lecciones básicas de yoga y meditación, desarrolladas por Zovek, y en cada entrega se elevaba el grado de dificultad de las clases, con el fin de aumentar el potencial de cada lector. Se promovía también toda clase de parafernalia relacionada con Zovek, como alcancías, medallones, playeras, escudos, llaveros, pósters, etcétera, los cuales se obtenían recortando los cupones de la segunda de forros y enviándolos a la distribuidora.

Desafortunadamente, en ningún ejemplar de la serie se especifica el nombre del argumentista o del dibujante, por lo que difícilmente sabremos quiénes fueron los creadores de este personaje en su versión de cómic, cuyas aventuras sólo llegaron a una docena de números semanales publicados, los cuales nunca han sido reeditados.

A finales de 1970, Baillet y Asociados S.A. retomó al personaje, pero ahora en formato fotonovela, creando historias a partir de las memorias de Zovek. Esta etapa tuvo aún menor éxito, pues sólo se publicaron tres ejemplares, hoy verdaderas rarezas de colección.

 

El profesor en la pantalla grande

Durante su corta vida, Zovek participó en varias películas. Su primera aparición en el cine fue en El Increíble Profesor Zovek, escrita y dirigida por René Cardona. En esta cinta, el héroe descubre, gracias a sus poderes mentales, que el número de muertos registrados en un accidente aéreo no corresponde con las cifras oficiales, debido a las artimañas de un perverso científico. Este filme contó también con la participación de Germán Valdés Tin-Tan, Lorena Velázquez, Nubia Martí y José Gálvez.

La segunda y última película donde apareció fue Blue Demon y Zovek en la invasión de los muertos, también escrita y dirigida por René Cardona. En esta aventura, el profesor Zovek usa sus poderes para descifrar unos jeroglíficos en un acantilado, los cuales advierten de una tragedia cósmica. Sus temores resultan ser ciertos cuando una bola de fuego cae de los cielos y ocasiona la resurrección de los muertos, quienes regresan como zombis ansiosos de carne humana.

 

Un deceso misterioso

El  10 de marzo de 1972 Zovek pretendía realizar un acto temerario, al bajar de un helicóptero, atado a una cuerda. Más de cuatro mil personas se reunieron para ver la hazaña en la Plaza de la Cruz de Cuautitlán. El helicóptero se colocó a unos diez metros de altura y Zovek comenzó a descender por la cuerda, mientras que el helicóptero comenzó a elevarse y luego a dar vueltas. Zovek se encontraba ya muy cerca del extremo de la cuerda, cuando en la quinta vuelta del vehículo, lamentablemente, cayó desde una altura aproximada de 30 metros.

El público de la televisión y el cine quedó impactado por tan terrible fallecimiento. Sus hazañas permanecieron como recuerdo de un personaje místico y misterioso, que logró vencer todo obstáculo mediante el poder de su mente, pero que al final partió de este mundo para unirse a la eternidad.

Héroe de la televisión y el cine, Zovek sigue siendo una estrella en el firmamento, un gran personaje de la historieta mexicana, que nos demostró que con empeño, dedicación y esfuerzo podemos lograr cualquier meta propuesta. Zovek confirmó que somos capaces de grandes cosas, y que nada es imposible. Con suerte, aún podrás encontrar en venta algunos ejemplares físicos de sus historietas, y gracias a la memoria en video, cortesía de YouTube, podrás disfrutar de las hazañas antes descritas.

Hasta siempre, profesor.

 

Nuestro colaborador

Médico de profesión, marvelita por afición y spider-maniaco de corazón, es originario de Tepic, Nayarit, pero actualmente radica en Monterrey. Desde niño colecciona las historietas de Spider-Man y Condorito, sin dejar de lado todo lo que el cómic mundial tiene para ofrecerle.

 

Author: Jorge Tovalin

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM, estudia la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad Iberoamericana. Fue productor y conductor del programa de radio semanal sobre cómics La Quinta Dimensión, en la estación cultural 95.7 FM El Politécnico en Radio (2004-2007). Fue articulista de Editorial Vid por cuatro años, en títulos como Batman, Superman, Justice, Wonder Woman, Watchmen y Una muerte en la familia, entre otros. Desde 2008 es coordinador editorial de Comikaze, único medio impreso mexicano dedicado en su totalidad a la difusión del cómic. En los inicios de Editorial Kamite se desempeñó como articulista, antes de ser invitado a ocupar el cargo de Editor en Jefe de Bruguera Comic Books, tarea hasta realizó que el proyecto cerró a fines de 2015. Durante seis años (2012-2018) fue coordinador de prensa y community manager de La Mole Comic Con, fungiendo como content manager la primera mitad de 2018. Actualmente colabora con Caligrama Editores.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *